Histograma en fotografía: ¿Qué es y cómo usarlo?

histograma en fotografia

Comparte =)

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

El histograma en fotografía es una herramienta muy potente que muchos fotógrafos principiantes temen aprender. Al principio parece confusa y, probablemente, tenga poco sentido, por lo que muchos fotógrafos la evitan. Sin embargo, es necesario entender el histograma para llevar tu fotografía al siguiente nivel.

Al principio puede parecer algo aburrido, pero luego, y con la práctica, te darás cuenta de lo poderoso que es y cómo mejorará tu comprensión sobre fotografía.

¿Quieres saber más? ¡Estás en el lugar adecuado! Sigue leyendo y aprendiendo en nuestro blog.

¿Qué es un histograma en fotografía?

Son gráficos que se utilizan para enseñarte cómo es la distribución de la luz en fotografía. El histograma se puede encontrar actualmente en muchos de los softwares modernos. Casi todas las cámaras digitales de hoy disponen de esta herramienta, incluidas las compactas. Algunas de ellas, muestran el histograma en fotografía incluso en directo mientras se dispara con la pantalla LCD.

Su imagen está compuesta por millones de píxeles y cada píxel tiene un valor que representa su color. El brillo del píxel se deriva de este valor. Un histograma te muestra el número de píxeles de cada brillo en la imagen. La escala en la parte inferior del histograma va de izquierda a derecha, del 0% de brillo (negro) al 100% de brillo (blanco).

Cómo leer un histograma en fotografía

El histograma de una cámara es una representación gráfica de la gama tonal de tu imagen. Ofrece una representación matemática del grado de exposición de una foto. Esto te ayuda a acostumbrarte a la mejor foto posible cuando sales a fotografiar. En otras palabras, te muestra qué parte de tu escena se registrará como sombra, qué parte como luz y qué parte en el medio. El lado izquierdo pertenece a los detalles de las sombras y el derecho a las luces y puedes verlo mientras compones la imagen, después al reproducirla o ambas cosas. 

Normalmente, el histograma en fotografía aparece al pulsar los botones «Disp», «Info» o la almohadilla direccional del menú de tu cámara, pero puede que no sea así en tu modelo concreto. Así que consulta el manual de instrucciones si no estás seguro de cómo acceder a él. 

Examinando esto podrás hacerte una mejor idea de dos cosas. La primera es la exposición general. A medida que ajustas la apertura de tu cámara, la velocidad de obturación y el ISO, deberías ver cómo se mueve la información dentro de este gráfico.

Cuando hacemos que la velocidad de obturación sea más larga o la apertura más amplia,  deberías ver cómo se mueve hacia la derecha, aumentando también la exposición y alejándose del lado izquierdo de la escala. Cada escena tendrá diferentes histogramas, no pasa nada si hay más detalles en un lado o los picos son muy elevados. De hecho, si tienes que intentar ajustar tu exposición para mantener todo lo más centrado posible, verás que algunas escenas no se ven bien.

Los histogramas pueden llegar a ser útiles porque no se ven afectados por el brillo de la pantalla LCD de tu dispositivo. A veces, hay que intentar aumentar el brillo de uno de ellos para mantener una visión clara. Por ejemplo, al fotografiar al aire libre cuando hace sol, puede hacer que sea más difícil ver si estás dando a la escena la exposición correcta. Es por eso que recoges tanta información de luz como sea posible sin luces quemadas, ni sombras dependiendo siempre de las condiciones de la luz, de lo que estés capturando y, por supuesto, de tu equipo.

Para entender todos los conceptos básicos de fotografía más fácilmente y poder tener una base sólida consulta nuestro curso de introducción a la fotografía. 

¿Qué son los picos en los lados del histograma en fotografía?

Los picos en el borde izquierdo o derecho del histograma indican un «recorte» de ese tono y una pérdida de detalle en esa zona. Las áreas recortadas son, a menudo, irrecuperables, especialmente en las luces.

Por lo general, se aconseja exponer de forma que el gráfico apenas toque el borde derecho. Suele ser más fácil recuperar algunos detalles de las sombras y conservar una imagen decente que intentar crear detalles de las altas luces que no están en el archivo.

No siempre es posible mantener un rango aceptable del gráfico. Por ejemplo, puede  ser complicado acostumbrarte a grandes resultados si estás capturando unas escenas con un contraste extremo, como:

  • Puestas de sol.
  • Luz solar brillante y sombras profundas.
  • El interior de un edificio en el que también se muestra la zona exterior de las ventanas.

Ejemplos de histograma en fotografía

Escena en clave alta

Este tipo de escenas suelen tener tonos muy brillantes y suelen carecer de otros tonos medios o negros. Si el histograma está amontonando en el lado derecho, pero no subiendo por el borde, entonces se está fotografiando una escena que quiere que sea de clave alta. Tu histograma muestra muchos tonos medios, tus blancos probablemente saldrán más grises de lo que te gustaría y eso es porque tu escena tendrá una clave alta.

Escena en clave baja

Una escena en clave baja es aquella que es oscura, lo que se espera al fotografiar de noche. En este caso, tu histograma se junta en el lado izquierdo. Puede tener un pico en el borde izquierdo, lo que indica negros sólidos.

Escena de alto contraste

Si el histograma muestra datos a la izquierda y a la derecha, y no tanto en el centro, sería una escena de alto contraste. Es aquella en la que hay muchos tonos muy oscuros y muy brillantes, y quizás no tanta diferencia de tonos entre ellos. 

Escena de bajo contraste

Si el histograma tiene forma de campanas se trata de una escena de bajo contraste. Tiene muchos tonos medios y pocos brillantes. 

Si no te sientes satisfecho puedes utilizar la compensación de la exposición para ajustarla haciendo la imagen más oscura o más clara. O bien, puedes optar por afectar a la luz de la escena utilizando un flash, un reflector o un difusor. La elección depende de ti.

Conclusión 

No te hace más profesional el uso del histograma en fotografía, pero aprender a leerlo puede ser muy valioso. Quizás, con el tiempo, aprendas a utilizarlo. Y si crees que puede ser un paso innecesario para ti, tampoco hay nada de malo en ello. Podrás hacer mejores fotos si, tras hacer una foto con tu cámara, en lugar de comprobar el resultado viéndola en la pantalla LCD de tu cámara, prestas atención a la distribución de luces y sombras del histograma. Después, compara en casa la diferencia entre ambas imágenes para comprender mejor cómo funciona el histograma.

Una lectura correcta del histograma en fotografía te permite tomar decisiones informadas sobre el ajuste de la exposición mientras estás en el campo. El histograma es una herramienta útil para entender y exponer con precisión tus imágenes. Si expones bien, pero te aseguras de no recortar las luces, obtendrás imágenes de mejor calidad. Tus imágenes tendrán menos ruido, un mayor rango dinámico y mejores colores.

Otros artículos

[ADVERTENCIA DE RIESGO] Cualquier consejo, comentario o información proporcionada por Benowu International Academy S.L., o sus colaboradores, es meramente informativa. No toma en cuenta sus circunstancias personales. Por favor no invierta basándose únicamente en esta información. [ver más...] Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies