Todo lo que necesitas saber del trípode en fotografía

tripode

Comparte =)

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Seguro que siempre te has parado a mirar a aquellos fotógrafos cargados con su equipo usando un trípode y te has preguntado ¿realmente es útil? ¿para qué sirve?. Pues realmente es una herramienta fundamental que todo fotógrafo debería tener así que si quieres descubrir en qué situaciones puedes usarlo y cómo sacarle el máximo partido ¡te lo contamos todo en este artículo!

Qué es y para qué sirve un trípode

Antes de aprender a usarlo correctamente e identificar en qué situaciones podemos utilizarlo, lo más importante es tener claro qué es. 

El trípode es una herramienta empleada en fotografía para ofrecer firmeza a la cámara fotográfica. Es un aparato que tiene tres patas y una parte superior con forma de triángulo o círculo, que permite sostener una cámara sin que se mueva. Esa parte debe permitir que la cámara de fotos pueda moverse, mientras el resto de la estructura debe otorgar estabilidad.

Si todavía no te sientes con la suficiente confianza para experimentar con tu cámara y empezar a usar el modo manual, siempre puedes realizar un curso básico de fotografía, que te dará las herramientas y conocimientos suficientes para experimentar con tu cámara de fotos.

Componentes de un trípode para cámara

Ahora que ya sabes qué es un trípode, te voy a hablar de las partes que le componen:

  • La rótula: también conocida como cabezal. Se encuentra en la zona superior, es el soporte de la cámara de fotos. Sirve para poder mover la cámara en diferentes direcciones sin la necesidad de mover el trípode.
  • La base de montaje: lugar donde se unen las patas.
  • La columna central: se usa para subir o bajar la cámara.
  • El gancho de contrapeso: se encuentra en la columna central. Se utiliza para colgar un peso y ofrecer una mayor estabilidad.
  • El mecanismo de bloqueo de patas: con este mecanismo se pueden regular las patas.
  • Las patas: se compone de tres patas que sujetan toda la estructura.
  • El pie: hay un pie por cada parte que sirve de base. Se suelen poder regular y adaptar al terreno.

Para qué situaciones puede utilizarse

Me atrevería a decir que el trípode es uno de los primeros accesorios que cualquier fotógrafo debe adquirir, ya que es una herramienta fundamental. No solamente sirve para hacer una serie de fotos que sin él nos resultaría imposibles, sino que te ofrece la oportunidad de mejorar considerablemente la calidad de muchas de tus fotos.

Por eso, para que veas la gran utilidad que tiene y lo importante que resulta dentro del mundo de la fotografía, te voy a mostrar una serie de situaciones donde puedes utilizarlo:

  • Fotos en movimiento: para que las partes estáticas no salgan movidas. 
  • Puestas y salidas de sol: para conseguir una mayor nitidez
  • Fotografía nocturna: Debido a la escasa luz, es importante tener aperturas de diafragma amplias, velocidades lentas e ISO alto. Se usa esta herramienta para conseguir nitidez en la foto y que no salga movida.
  • Time lapse: Es una secuencia de fotos tomadas en diferentes segundo pero que deben tener el mismo encuadre, por lo que es fundamental el uso de un trípode para cámara.
  • Estelas de luces: para este tipo de fotos es imprescindible trabajar con aperturas de diafragma amplias para permitir el paso de más luz al sensor. 
  • Fotografías en grupo donde quieras salir o autorretratos: para que puedas salir en la fotografía.
  • Fotografías panorámicas: dará un aspecto más profesional a este tipo de fotografías.
  • Multiexposiciones: para sacar varias capturas con un encuadre idéntico y conseguir el efecto de multiplicación.
  • Uso de teleobjetivos: para conseguir una mayor estabilidad.
  • Macrofotografía: para obtener una gran profundidad de campo y conseguir una nitidez total.
  • Lightpainting: es muy importante contar con tiempo de exposiciones altas.

Estos son solo algunos ejemplos donde es necesario usar un trípode para cámara, pero existen muchos más. ¡Usa tu imaginación y mejora la calidad de tus fotos usando esta herramienta!

Tips para usar correctamente el trípode para cámara

Ahora que ya sabemos la utilidad que puede aportar un trípode, podemos decir que es un elemento prácticamente indispensable en el equipo de un fotógrafo. Especialmente si se dedica a ciertas disciplinas como las fotografías de larga exposición o nocturnas. Esta herramienta nos otorga tanto firmeza como estabilidad a la hora de tomar una imagen.

Escoger un buen trípode es importante, pero lo más importante es saber usarlo adecuadamente. A pesar de que su uso es bastante sencillo, hay una serie de errores que los fotógrafos principiantes suelen cometer, perjudicando así a sus fotografías. Así que a continuación podréis leer una serie de consejos que os ayudarán a maximizar su potencial.

Limitaciones de peso de nuestro trípode

El peso es un factor vital, no solo el peso del trípode, sino el peso que este puede aguantar. Esto no solo se refiere a la carga que pueden soportar las patas o el conjunto, sino también el de la rótula. Por lo tanto, el primer paso que se debe comprobar es que nuestro trípode puede soportar el peso de nuestra cámara fotográfica.

Es importante no excederse con el peso que puede soportar nuestro trípode para cámara, ya que puede caerse o desnivelarse, provocando un empeoramiento de la nitidez de nuestra imagen.

Anclaje de las patas

Esta herramienta fotográfica suele terminar sus patas en unos pies que normalmente son de goma, capaz de adaptarse a diferentes terrenos. Sin embargo, en terrenos más duros como puede ser un campo con hierba, lo mejor es quitarle esas protecciones de goma con cuidado para mejorar la estabilidad. Debes estar seguro de que tu trípode quede asentado correctamente en el suelo, con los pies bien anclados.

Una vez lo tienes asegurado, lo más recomendable es colocar una de las patas por delante. Esto se debe principalmente a dos motivos; el primero, mejorar la estabilidad ya que la cámara fotográfica ejerce un mayor peso en la parte delantera. En segundo lugar, para no entorpecer al fotógrafo.

Apertura de las patas

Las patas deben abrirse en el orden correcto para no dañar el equipo. En primer lugar, se abren las patas más gruesas, ya que son las que portan una mayor estabilidad. En segundo lugar, se abren las más finas.

Las patas deben abrirse en su justa medida. Si se abren demasiado, la rótula bajaría de altura incomodando al fotógrafo y abarcando mucho espacio, Si se abren muy poco, no mantienen la suficiente estabilidad.

Columna central del trípode para cámara

Conviene no levantar demasiado la columna central de nuestra herramienta, ya que cuanto más altura, menos estabilidad. Puede ser tentador cogerlo y levantar la cámara de fotos para sacar una fotografía rápida, pero estamos poniendo en riesgo nuestro material.

Por este motivo, es importante levantar la columna central solamente lo necesario, habiendo asegurado la estructura previamente.

Utilizar adecuadamente las herramientas del trípode

Muchos trípodes cuentan con un pequeño gancho en la parte de abajo de la columna central. Está diseñado para añadir un peso extra y aportar una mayor estabilidad a la estructura (ese peso puede ser perfectamente la bolsa donde guardáis vuestra cámara fotográfica). Este consejo es especialmente útil si hace mucho viento o estamos en un terreno que puede sufrir vibraciones.

También es importante familiarizarse con las barras de ajuste y los cierres, para hacer el trabajo mucho más ameno. Es importante no dejar estos elementos sueltos, ya que puede provocar que que el objetivo se golpease contra el trípode al quedar la rótula suelta. Por otro lado, tampoco debemos apretar en exceso las tuercas, ya que pueden producir daños a largo plazo en nuestro equipo.

Tomar la fotografía en la distancia

El último consejo, tras haber asegurado la estabilidad de nuestro trípode, es buscar la manera de que no se mueva durante el tiempo que dura la exposición. Para esto, la mejor técnica es disparar desde la distancia, para ello podéis emplear un control remoto inalámbrico o un disparador de cable. Pero si no queréis gastar más dinero, otra buena alternativa es utilizar el temporizador de la cámara, para que os dé tiempo suficiente para alejaros y no entorpecer la fotografía.

Conclusión

Aunque a priori parezca que el uso del trípode para cámara está reservado a profesionales o a cierto tipos de fotografía, puede resultar útil en multitud de ocasiones. Emplearlo de la forma correcta puede ayudarnos a mejorar notoriamente la calidad de las imágenes que capturamos con nuestra cámara fotográfica.

Así que anímate a utilizarlo y a jugar con los diferentes tipos de exposición y fotografías que puedes realizar.

Otros artículos

happymami

El éxito de Happymami

  De vez en cuando, aparecen productos que nos solucionan la vida un poco más, y ese es el caso

[ADVERTENCIA DE RIESGO] Cualquier consejo, comentario o información proporcionada por Benowu International Academy S.L., o sus colaboradores, es meramente informativa. No toma en cuenta sus circunstancias personales. Por favor no invierta basándose únicamente en esta información. [ver más...] Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies