(+34) 900 525 693
info@benowu.com

El Blog de Benowu

Últimas novedades, noticias y artículos de interés
17 Sep 2019

Burnout laboral: ¿Qué es y cómo prevenirlo?

Seguramente muchos de vosotros habéis vuelto este mes al trabajo después de unas ansiadas vacaciones. Vuelves renovado para continuar tus tareas rutinarias con energía. Pero… ¡ten cuidado con el Burnout laboral o síndrome del quemado!

Se trata de un síntoma que la mayor parte de nosotros hemos sufrido alguna vez. Si no sabes qué es, sigue leyendo este post, porque además te daremos algunas recomendaciones para que puedas prevenirlo antes de que sea tarde.

¿Qué es el burnout laboral?

El burnout laboral o síndrome del quemado tiene como fin único agotar física y emocionalmente al trabajador, así como desvalorizarlo y quitarle el ánimo para trabajar.

Es un trastorno emocional, incluso reconocido como enfermedad por la OMS (Organización Mundial de la Salud).

Los síntomas más comunes son la depresión y la ansiedad y suele manifestarse, sobre todo, en aquellas personas que tienen una profesión vocacional, como profesor, médico, enfermero, etc. Este síndrome, aunque en un principio, afecta solo a la vida laboral, llega un momento que alcanza la vida personal y social del trabajador.

Causas del burnout laboral

El síndrome del burnout laboral no aparece solo por una razón, sino que son muchas las causas que intervienen en el trabajador para que se manifieste claramente. Estas son las principales:

  1. Sobrecarga de trabajo.
  2. Largas jornadas laborales.
  3. No te sientes realizado con tu trabajo.
  4. Tu trabajo conlleva un gran desgaste de energía.
  5. Tienes una relación difícil con tus compañeros.
  6. Tu trabajo no se reconoce.
  7. No existen oportunidades de crecimiento profesional.

Estos hechos, y muchos otros, son los que llevan a que el trabajador poco a poco se vaya desgastando hasta el punto de que caiga enfermo con ansiedad, estrés, depresión o cualquier otro trastorno mental y físico.

Consecuencias del burnout laboral

Las consecuencias del síndrome del quemado son de tres tipos, es decir, de salud, sociales o de trabajo.

De esta manera, el trabajador además de verse afectado por lo síntomas citados en el apartado anterior, puede incluso sufrir cambios de humor, insomnio, trastornos en el peso, migrañas, aislamiento social, conflictos con compañeros o familiares, falta de objetivos profesionales, poca productividad, falta de motivación, ausencia del trabajo e incluso puede llegar a renunciar de su puesto.

Puede convertirse en un peligroso bucle del que es muy difícil salir. Así que intenta prevenirlo a toda costa. ¿Cómo? Sigue leyendo este post.

¿Cómo prevenir el burnout laboral?

El burnout laboral es un síndrome a nivel mundial que sufrimos cada vez más. Si no quieres caer en sus garras y padecer sus síntomas, toma nota de los siguientes consejos y llévalos a cabo a rajatabla. Solo de esta manera serás capaz de prevenirlo.

Consejos para prevenir el burnout laboral

  1. No trabajes en exceso. Aprende a priorizar tus tareas rutinarias y organiza tu día a día. Es importante que sepas delegar tareas, compartirlas o aprender a colaborar en ellas. Recuerda que puedes dar un “NO” como respuesta, siempre que sea por algún motivo concreto. No aceptes realizar más tareas de las que ya tienes, si esto supone que tu jornada laboral se alargue, te produce estrés y ansiedad porque crees que no vas a poder finalizarla o simplemente porque no te sientes preparado para desarrollarla.
  2. Comunícate con tus jefes y compañeros. Para bien y para mal. Sé asertivo siempre para no caer en malentendidos, pero defiende tus derechos y tu tiempo como trabajador.
  3. Desconecta del trabajo. Es fundamental que no pienses en el trabajo ni hables constantemente de ello durante los descansos y una vez que finalices tu jornada laboral. Aprovecha esos momentos para hablar con tus compañeros, amigos y familiares sobre tu vida personal, tus hobbies o cualquier otro tema que te ayude a desconectar completamente de tu trabajo.
  4. Haz alguna actividad que te guste. Leer, pasear, practicar algún deporte, salir a tomar algo con amigos, aprender fotografía… Recuerda que debes dedicar algo de tiempo para ti y si es diario, mejor que mejor. De esta manera, disminuirá tu estrés y mantendrás la mente alejada del trabajo, sintiéndote con más energía para afrontar el día siguiente.
  5. Ten claros tus objetivos profesionales. Fíjate unas metas a las que quieras llegar dentro de tu empresa. ¿Has conseguido avanzar y llegar a alguno de esos objetivos? ¿O por el contrario te sientes estancado y sin futuro? Si esta última es tu respuesta, quizás es el momento de encontrar de nuevo la inspiración o solicitar un nuevo puesto dentro de la empresa, pero puede que la solución sea empezar un nuevo proyecto que te haga sentir realizado profesionalmente.
  6. Cuídate. Es clave para tu vida profesional y personal. Observa tu cuerpo e interprétalo. Come de manera saludable e hidrátate de manera constante. No vayas a trabajar estando enfermo; quédate en casa y reposa para recuperarte. En definitiva, mantén un estilo de vida saludable en todos los sentidos. Solo así estarás preparado para enfrentarte con fuerzas al síndrome del burnout laboral.

En resumen

Si crees que estás empezando a padecer el síndrome del burnout laboral o síndrome del quemado, intenta llevar a cabo algunos de estos consejos para intentar evitarlo. Si aún así no consigues desprenderte de tu trabajo y te sientes cada vez peor, acude a tu médico o a un especialista que te ayude lo antes posible.

Y recuerda siempre que debes trabajar para vivir y no vivir para trabajar.

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies